Muchas veces me llevo las manos a la cabeza cuando leo o escucho hablar de medicina estética y de sus tratamientos estrella para rejuvenecer el rostro, por las barbaridades que se dicen. Un poco de profesionalidad compañeros que muy mal lo tenemos que estar haciendo para que la gente piense que el Botox (toxina botulínica) y el Ácido Hialurónico, son y valen para lo mismo.

El Botox es un tratamiento antiarrugas que consiste en pinchar 1 de las 3 toxinas botulínicas permitadas en España ( Vistabel, Azzalure y Bocouture) con el fin de paralizar temporalmente el gesto que forma la arruga, por lo que es más preventivo que corrector. Por su parte, el ácido hialurónico se inyecta para rellenar esa arruga, entre otras aplicaciones y hay mas de 200 de diferente reticulación que determina  su aplicación en mesoterapia para hidratar superficialmente la piel o para recuperar o crear volúmenes en pómulos, labios, barbilla…

El Botox no da volumen, que es algo que mucha gente piensa y no es un tratamiento que se recomiende cuando las arrugas son muy profundas ya que aunque la piel se estire, porque no se contrae, la arruga sigue. Al Ácido Hialurónico sí, siempre y cuando sea de esa reticulación para rellenar.

Como ves no es lo mismo Botox que el AH. Ni tienen la misma legislación. La compra de una de las tres marcas de Botox está sujeta a un control muy estricto por sanidad. Por el contrario AH no tienen ni tanto control y ni por asomo son todos iguales. Los efectos secundarios de una mala praxis a la hora de inyectar Botox, es la bajada del parpado y en la del AH la creación de granulomas. El efecto de la toxina dura entre 3 y 5 meses y el de un buen Ácido Hialurónico ronda el año.

No hay Botox que haga las funciones de un Ácido Hialurónico, pero sí hay, atención, AH sustituyen a un Botox difuminando una arruga leve.

 

Antes de hacerte un tratamiento antiaging, infórmate de los productos que hay en el mercado. Siempre ponte en buenas manos que en cualquiera de los casos para inyectar siempre son las de un medico formado y con experiencia en medicina estética. Pregunta por el producto y asegúrate de que el que te inyectan es el que has pagado. No racanees en estas cosas y defiende tus derechos como consumidor.

La medicina estética puede ser una gran aliada contra el envejecimiento si se aplica adecuadamente y con seguridad.

bsooooo