El 44% de los españoles no hace ninguna actividad física, o sea que hay 20 millones de paisanos que no se mueven. Según un estudio de la Universidad de Cambridge la falta de ejercicio es más letal que la obesidad.

El ejercicio debe ser una actividad que tú vas dosificando según las señales que te va dando tu cuerpo. Cuerpo que se habitúa y no avanza si la costumbre se convierte en rutina. Así que varia. Cambia el ejercicio y no olvides tonificar con pesas para mantener alejada la flacidez y que tu metabolismo pueda consumir la mayor cantidad de calorías si ademas tu objetivo es adelgazar.

En esto de moverse hay personas totalmente intolerantes rozando la alergia y las hay que no lo hacen porque les duele. En el primer caso no vale decir a mí no me gusta hacer deporte porque ejercicios hay tantos como personas, solo hay que buscar cual es el que mejor encaja con uno. No te quedes parad@ porque el cuerpo se atrofia.

En el segundo caso. Los hay con razón y sin. Hay gente que padece artrosis y artritis y les duele y los hay a los que realmente lo que les duele es la pereza. Cuando existe una inflamación de las articulaciones y los tejidos que las rodean como los músculos y tendones, el ejercicio es beneficioso para casi todas las personas. Durante muchos años se pensó que con estas dolencias no se debía hacer ejercicio y nada más lejos de la realidad porque se ha demostrado que fortalece los músculos que las rodean y retrasan el deterioro óseo.

Una vez tomada la decisión de empezar hay que vestirse y alimentarse adecuadamente, hay que hidratarse y hay que consultar qué hacer, cómo hacerlo y cuándo hacerlo. Es decir, cual es la actividad más beneficiosa para tu condición física y sexo. Cuidado con algunos ejercicios como el running que en muchas mujeres está afectando a su suelo pélvico provocando entre otros problemas pérdidas de orina.

Los ejercicios más lesivos son  los que más impacto provocan en las articulaciones. Pero el impacto es necesario, no lo eliminemos por completo. Hay que tener cuidado con las cintas de correr porque tienen oscilaciones y eso puede producir microroturas sobre todo en los gemelos. Hay que ser prudente con la bicicleta, sobre todo las mujeres tras haber dado a luz y las personas con una barriga flácida. Hay que ser honestos y no pretender ir mas allá de nuestras posibilidades porque eso lo que acarrea son malos movimientos que conducen a lesiones o acortamientos que generan contracturas.

Futbol, esquí de fondo, natación a nivel alto, tenis, pádel, running, atletismo, balonmano… cuidado porque es fácil lesionarse.

El ejercicio, depende de quien lo hace, cuando lo hace y como lo hace. No vale el mismo para todos. 

No quiero acabar sin volver a recordarte los beneficios de hacer ejercicio: activa el sistema inmunitario, mejora el funcionamiento mental, aumenta la energía, fortalece los músculos y los huesos, y reduce el riesgo de sufrir enfermedades crónicas como las cardíacas, el cáncer y la diabetes, entre otros. Nadie se arrepiente de hacer ejercicio, solo tienes que comenzar. Y ten presente siempre esto: “Si no nos movemos ahora, no seremos capaces de movernos mas adelante”.